Donde sea, pero contigo.

Donde sea, pero contigo.

Lo mejor de la vida es aquello que no podemos explicar con palabras. Y cuando eso ocurre, queremos que nuestros seres queridos participen de nuestra ilusión, de nuestra emoción, de ese gran amor que sentimos. Porque la vida es compartir; la vida son momentos.

Y llega ese día con toda su magia y ya no necesitas explicar nada; porque cada mirada, cada gesto, y cada sonrisa hablan por sí solos.

Pero no todas las bodas son iguales; son muchas decisiones personales las que la pareja toma para hacer de ese día algo único, algo suyo; algo que hable de ellos. Una de esas decisiones es el vestido. Lola acudió a nuestro Shorwroom con las ideas muy claras, y nos pusimos manos a la obra para crear el vestido que hasta entonces solamente estaba en su mente. El resultado fue un precioso vestido de corte semisirena confeccionado en guipur de algodón, gracias a un forro de tul en tono nude se creó un efecto transparencia, destacando así el bordado.

Lola también lució unas alpargatas Ernesto Terrón a juego con su vestido, porque nuestra novia tenía claro que lo que quería era divertirse y disfrutar de cada momento. Su semblante nos encanta, deja intuir una tranquilidad y seguridad muy poco propias los momentos previos al ‘Sí, quiero’, y lo cual es perfecto para saborear cada instante al máximo.

La boda se celebró e las bodegas Zarzavilla (Fromista, Palencia). Fue una preciosa ceremonia civil al aire libre, en un ambiente muy especial que cuenta con un gran equipo de profesionales que hacen que todo resulte perfecto.

El bouquet de la novia, que encajaba de maravilla con el Total Look que lució ese día, es de la Floristería Sánchez (Palencia).

El novio iba vestido de Drovers. Siempre es un placer conocer que los novios de la boda llevan un traje de Drovers. Es una firma que cuenta con un equipo increíble que nada mas entrar te harán sentir como en casa, ayudándote a buscar el look perfecto para cada novio, y lo mas importante ¡los trajes son una pasada!.

La joyería es de López joyero (Palencia) y los pendientes de Lola son unos Viceroy.

La peluquería y el maquillaje son cruciales en una novia, hablan por sí solos de cada una de ellas, y por eso es importante buscar un sitio de confianza y con el que te sientas identificada. Lola tuvo la suerte de tener a una gran amiga como peluquera (Interlumiun, Palencia), y el resultado fue un peinado de aire relajado fiel al día a día de nuestra novia, y con el que se sentía ella misma.

Del maquillaje se encargó Patricia Ordas, una gran profesional que siempre consigue el resultado deseado, un maquillaje que acompaña y realza, sin eclipsar o hacerte sentir disfrazada. En el caso de nuestra novia, llevaba un maquillaje muy natural pero perfecto para destacar su mirada e iluminar aun más ese rostro lleno de deseo y vida.

Siempre he pensado que el brillo en los ojos y esas sonrisas cómplices entre los enamorados son lo mas bonito que puede existir, es como si el tiempo se parara; pero no se para, y por ello que mejor que un gran fotógrafo detrás para dejar reflejados esos momentazos. De ello se encargó un equipo con el que la pareja quedó encantada. Ellos son Juan y Diego de Señor Foto (Valladolid).

Y cuando crees que acaba todo, te das cuenta que lo mejor esta por llegar. Que te espera una gran luna de miel y una vida entera por construir, y es que, ‘donde sea, pero juntos’. ¡Nuestros mejores deseos pareja!

 

Leave a Reply

*