DE PADOVA AL CIELO

DE PADOVA AL CIELO

Cuando quieres darte cuenta lo estás viviendo… Entonces tu mirada se encuentra con la de tu madre, emocionada al verte. De repente le ves, esperándote para caminar toda una vida juntos. Llega con toda su fuerza el poder de la música, está sonando de fondo una canción de Manuel Carrasco interpretada en directo por Carlos Torres.

Que a ti no te digan que las novias no se enteran de nada y que todo pasa rápido, porque tú saboreas cada minuto. Tu corazón se llena de emociones, miradas y amor. Y cuando eso pasa, cuando sabes detenerte para vivirlo, cuando la sonrisa viene tan de dentro, los momentos que estás creando se vuelven eternos. Habéis hecho magia.

Luis, amigo de Ernesto de la infancia, fue a Padova gracias a una beca Leonardo y allí encontró el amor de su vida. Una sevillana que le cautivó, que le volvió loco, y que de paso cautivó a toda la familia y amigos de Luis. Y sin pensarlo, porque cuando lo tienes claro poco hay que pensar, después de compartir unos años juntos, primero en Valladolid y luego en Sevilla, iniciaron los preparativos para preparar una de esas fiestas que nos encantan, esas que celebran el amor. La boda estuvo llena de emoción, alegría y mucha mucha diversión. La pareja creó momentos que permanecerán congelados en cada una de las memorias que tuvieron el placer de compartir el proceso y el resultado. Os los presentamos.

Luis eligió formar parte de la comunidad Silbón al escoger su traje, todo un acierto.

Marta fue una de nuestras novias, decidió llevar un vestido espectacular y cada momento con ella fue una bendición. Sus detalles lo hicieron único, Marta quería un vestido con el que poder identificarse, y para ello, la eterna búsqueda del tejido para el cuerpo perfecto dio como resultado un encaje que recuerda a las palmeras de su Sevilla natal. La combinación del encaje con una suave capa de tul nude destacaba el hilo del encaje. Para la falda optó por un crepé, el tejido que aporta a la mayoría de nuestras novias movimiento y frescura. ¿El toque estrella? Una cola capeada que nacía de su espalda en forma alada dibujando una simetría perfecta.

Su primer calzado fue unos zapatos de Menbur los cuales sustituyó por unas alpargatas Ernesto Terrón cuando fue oportuno, pues adecuarse al entorno en el que celebras tu gran día aportará elegancia y estilo a tu elección. Adornó su pelo con un recogido acompañado de una diadema de Rocío Porres Joyas y nos dejó a todos boquiabiertos. Ya sabéis nuestra debilidad por el trabajo artesanal y las personas que lo aprecian. Para el peinado Marta confió en alguien muy muy especial para ella, su prima Tania. El resultado de trabajar con tanto amor, complicidad y confianza salta a la vista. Del maquillaje se encargó Marina Rodriguez, yo que tuve la suerte de verla de cerca ese día, puedo decir que lo clavó. Era el maquillaje perfecto para Marta, ensalzaba sus preciosos rasgos, y daba aún más luz a esos ojazos azules. Un resultado natural pero impactante, fuera de artificios pero deslumbrante.

Las manos de Marta sostuvieron un precioso ramo de Cañamo arte floral, quienes decoraron la preciosa ermita de San Sebastián de Mairena del Alcor donde esta maravillosa pareja se hicieron uno. La celebración fue en la impresionante hacienda sevillana Vera Cruz , un paraje mágico, inmenso e impresionante donde las fotografías de Amancio Guillén quedaron así de espectaculares. También tenemos la suerte de poder enseñaros las fotos de la postboda, en el Castillo de Almodóvar del Río, un lugar que brilla con luz propia.

Que vuestro amor os mantenga unidos siempre cuidando de esa niña preciosa que vuestro amor ha creado.

Os deseamos toda la felicidad de mundo.

Leave a Reply

*