RETOS Y ACIERTOS – DOS ENLACES PARALELOS

RETOS Y ACIERTOS – DOS ENLACES PARALELOS

Os vamos a hablar de tradición textil, de profesionalidad, de toma de decisión, de conocimiento de tejidos y amor por la confección. Sara Virto quiso vestirse con un Ernesto Terrón en el día de su boda, este es su gran acierto.

Sara y Gustavo ya se han casado, han vivido el gran momento de sus vidas, se miraron con dulzura y celebraron su amor con un sinfín de sonrisas y complicidad. Acompañados de amigos y familiares fueron capturados por En la Cama Con Calcetines, profesionales de la fotografía que inmortalizarán cualquier día que para ti haya de ser recordado huyendo de la artificialidad y capturando autenticidad. Adaptándose a cada bolsillo para que no tengáis que renunciar a ese momento de calorcito y comodidad en la cama – ese lugar mágico donde tanto habéis compartido- con unos buenos calcetines y vuestro álbum de boda. Pasando cada página, recordando y sonriendo con nostalgia y felicidad.

Cuando Sara nos eligió para formar parte de todos estos momentos, volvimos a tener esa sensación imposible de describiros. Se nos planteaba un reto de los que nos gustan, Sara conoce y ama las telas tanto como nosotros, compartimos un mismo universo que nos envuelve. Sara es una novia muy especial, con mucha personalidad y con ideas muy claras. Una de esas personas que no tienen miedo a luchar por sus sueños, ¡y eso nos encanta!. Su vestido fue realmente especial, lleno de detalles y acompañado de zapatos Lodi y un tocado Ernesto Terrón diseñado, al igual que su vestido, exclusivamente para ella, para su gran día. Su vestido combinó una selección de cuatro tejidos insignia de los vestidos de novia: nuestro crepé select en la base, una sobrefalda de tul y un bolero que luego podía retirarse y que fusionó plumeti bordado con aplicaciones de guipur. El diseño aportó una interpretación moderna a las espaldas escotadas, jugando con los bordados para dibujar un escote invertido.

Gustavo y Sara se hicieron uno en la iglesia de Wamba, Valladolid, y degustaron el catering de Los Zagales en la finca Virto. ¡Sí, como lo oís! La conocida Casa Virto de Valladolid es un negocio tradicional, dedicado a la confección, una mercería referente en Castilla y León con amplísima variedad de productos que permite desde hace más de 100 años que los amantes del sector quedemos maravillados. De esta misma manera, parte de la gran familia Virto comparte nuestra pasión, adora el sector y quiere que muchos de vosotros podáis disfrutar del maravilloso paraje que ofrece la finca muy cerquita de Valladolid. Poco a poco futuras novias podrán reservar cita para celebrar su gran día en un paisaje lleno de tradición familiar, exclusivo y mágico. ¡Vuestra boda allí será una pasada!

Amor, ganas, pasión y mucha ilusión es lo que cualquiera puede ver en esta pareja. Que viváis vuestro amor con la mitad de felicidad e ilusión con la que preparasteis vuestro gran día, os será eterno.

Gracias por elegirnos.

Comments 3

  1. Es precioso!! Me encanta. Da alegría volver a recordar el día de vuestra boda y, de haber sido una de esas personas que tuvo la alegría de acompañaros. Os deseo mucha felicidad.

Leave a Reply

*