LA BODA DE REBECA Y JULIO -LA HISTORIA QUE VOSOTROS CONSTRUISTEIS.-

LA BODA DE REBECA Y JULIO -LA HISTORIA QUE VOSOTROS CONSTRUISTEIS.-

He crecido creyendo que en la vida casi todo es cuestión de actitud y ganas. Que si proyectas amor, generarás amor, y que si miras al mundo con una sonrisa y con actitud positiva, irás creando cosas buenas en tu camino. Hoy al empezar a escribir la entrada de la boda de Rebeca he pensado en ello, porque Rebeca, me pareció desde el primero momento, una de esas personas que mira la vida con una sonrisa, que disfruta del camino, que le gusta que las cosas salgan bien, pero no se obsesiona; lo disfruta, y esa es la mejor manera de que eso ocurra, de que todo salga bien.

Por eso estamos muy emocionados de tener las fotos y poder dedicar una entrada a ese gran día. Y es que, de esta boda nos encanta todo: la novia, el novio, lo que forman ellos juntos, el vestido, el lugar, el ambiente, el peinado, y cómo no, el hecho de que las Wedding Planner del evento, y encargadas de que todo fuera perfecto hayan sido Laura y Lara, de La Petite Mafalda. Con ellas, nada puede salir mal, ponen todo su amor para que tu día sea perfecto y tienen esas ganas, ese gusto, y ese duende, que hace que su trabajo sea magia en estado puro. Por ello, con todo en sus manos, tú sólo puedes tener la certeza de que lo único que tienes que hacer ese día, es saborearlo, vivirlo, y disfrutarlo como nunca.

Rebeca, tiene cien mil cualidades que nos enamoraron desde el primer momento, pero por destacar alguna, decir que es una novia dulce e increíblemente agradecida, con la que fue una pasada trabajar. Acudió a nosotros con las ideas muy claras, y cuando la conocimos, si algo supimos desde el minuto uno, es que la naturalidad y personalidad que la caracterizan tenía que reflejarse en el vestido que la acompañara en un día tan especial.

El lugar que eligieron es un sitio muy, muy, muy especial. El lago de Maito es fruto de un sueño, es una tradición familiar de trabajo transformada en algo sensacional, un paisaje paradisíaco cercano a Valladolid. Es un espacio mágico y exclusivo, que abre sus puertas para ocasiones especialmente señaladas. Quisieron compartir sus vivencias inolvidables en ese terreno pero sin dejar de preservar el maravilloso paisaje que les rodeaba, así que, solo celebran un numero reducido de bodas al año!!

Como ya hemos dicho Lara y Laura fueron las artífices de que todo fuera como la pareja había soñado, sin que ellos se diesen cuenta iban haciendo de cada detalle algo extraordinario que creaba una atmósfera perfecta. Y los encargados de capturar tanta belleza fueron Miguel Ángel y Pablo de Photogenic, dos fotógrafos con 15 años de experiencia pero que siguen con la ilusión del primer día.

Su vestido es un diseño muy especial, que acompañado de algo que nos apasiona, y es ver una novia con coleta, sumando la sencillez del ramo, y su espléndida sonrisa, formaba un total look que hacía que nuestra novia brillara.

Rebeca quiso un diseño de aire relajado, un diseño sencillo pero cargado de pequeños detalles, de esos que marcan la diferencia. Para ello escogió un vestido en crepé con falda de tablas que enmarcaba una original abertura con la que dejaba entrever sus piernas al caminar. El vestido tenía preciosos detalles de Chantilly en transparencia, apostando así por la tendencia Cut Out que le permitió destacar el dibujo del encaje, consiguiendo un resultado espectacular.

Por su parte, para mimar sus pies y que nada le impidiera disfrutar de cada instante, apostó por unas de nuestras alpargatas adornadas a juego con su vestido.

Nuestros mejores deseos, que mantengáis esa sonrisa por el resto de vuestros días.

Leave a Reply

*