La boda de Sandra y Ricardo. “Solo tenía que llegar él, y llegó…”

La boda de Sandra y Ricardo. “Solo tenía que llegar él, y llegó…”

En cada historia hay muchos tipos de viajes, hay quien camina únicamente con el objetivo de llegar a una meta y sin disfrutar del trayecto, pero no es el caso de Sandra. Para ella todo el proceso era como un baile, como cuando suena esa canción que empiezas a bailar y con la que disfrutas de cada segundo. Porque nunca bailamos con el objetivo de llegar a ningún lado, bailamos porque estamos en el presente, porque lo saboreamos, lo vivimos, incluso, lo exprimimos…

Esta historia comienza con una pequeña niña de cuatro años que se probó por primera vez un vestido de novia y quedó tan prendada de ellos que ya solo le quedaba comenzar a imaginar cómo sería su vestido perfecto y por su puesto esperar al hombre que la acompañaría en el día más especial de su vida.

El destino decidió que Sandra y Ricardo se toparan en el momento más inesperado y cada día agradecen el haberse encontrado.

IMG_1642

El mismo 8 de febrero en el que cumplía 5 años como novios, de forma sencilla y natural, Ricardo le pidió matrimonio, tal y como ella había soñado. En su cabeza comenzaron a crearse las imágenes de su vestido perfecto: manga larga, como signo de elegancia y la espalda al aire.

IMG_1649

La búsqueda del vestido perfecto, una búsqueda con poco resultado hasta que nos encontró a nosotros. Quienes les diseñaríamos su vestido a medida, el vestido perfecto con el que estar radiante el día de su boda. Para Sandra ver cómo se iba creando su vestido y como avanzaba en cada prueba era mágico. Pero sin duda, uno de los momentos más únicos fue la prueba final, ver el vestido ya finalizado, esa ocasión la quiso compartir con sus padres.

IMG_1652

Y llegó el gran día, el vestido y el tocado eran diseño nuestro. Vestido semisirena en crepé select con espalda descubierta, rematada con la onda de un fino bordado de algodón, y bordeado por un delicado drapeado en gasa de seda, a juego con las mangas. Acompañado de un velo en tul de sedalina muy sencillo, perfecto para este precioso vestido.

IMG_1635

IMG_1653

El maquillaje y la peluquería corrieron a cargo de Miguel Torres, el recogido se acompañó de un tocado de inspiración floral en color dorado. Como complementos finales unos sobrios pendientes en oro blanco y brillantes que cumplían con la tradición de ‘algo nuevo y algo prestado’, además del anillo de pedida. Los zapatos en color rosa cuarzo de Lodi.

IMG_1656

IMG_1630

El novio llevaba un traje hecho a mediada por Tom Black y corbata de Hackett. Junto con el regalo de pedida, unos gemelos en oro blanco que contenían sus iniciales de Carretero joyeros.

La parte floral vino de mano de la floristería La Jara, un precioso bouquet que combinaba a la perfección con los zapatos y la elegancia y sencillez del vestido.

Los encargados de la fotografía fueron Rod and Cone, quienes nos han cedido estas fotos tan inspiracionales hechas con tanto mimo.

Para la decoración eligieron a el aire romántico de los wedding planner Y me dijo sí.

IMG_1661

IMG_1624

IMG_1644

La ceremonia se produjo en la Iglesia de la Vera Cruz, en Valladolid, y la celebración en Bodegas Monte La Reina. El tradicional regalo a los invitados se cambió por una donación a la Fundación Theodora y para simbolizar este acto los novios repartieron narices rojas como las que usa la fundación para hacer sonreír a los niños residentes en hospitales.

IMG_1660

IMG_1659

IMG_1638

IMG_1628

Así finaliza el día tan especial y feliz que Sandra y Ricardo compartieron con familia y amigos. Ahora comienza una nueva etapa en la que seguir formando recuerdos.

IMG_1621

IMG_1625

IMG_1645

¡Enhorabuena pareja! Sois pura magia!!!

IMG_1646

Comments 3

Leave a Reply

*